Si tienes una meta por alcanzar y te preguntas constantemente por qué ha sido tan difícil para ti llegar a ella, te recomendamos poner en práctica la estrategia WOOP.

1. Escribe en una hoja la palabra WOOP, bien grande.

2. Piensa en una meta o deseo que tengas y escríbelo debajo de la W de tu hoja, que representa wish o Deseo. Importante: esta meta debe representar un reto, pero debe ser realizable y debe ser algo muy importante para ti. Para este ejercicio inicial, piensa en algo que puedas cumplir a mediano plazo, en uno o dos años. (Ejemplo: voy a ir al gimnasio tres veces a la semana).

3. Cierra los ojos e imagina cómo se sentiría cumplir esa meta. ¿Qué sensaciones o emociones despierta en ti el cumplimiento del deseo? ¿qué pasa? ¿con quiénes estás? Escribe esto debajo de la O de outcome o Resultado. (Ejemplo: Me sentiría satisfecho y orgulloso de mí mismo por haberlo logrado).

4. Piensa en un obstáculo que pueda impedirte alcanzar esa meta. Pero, ojo, debe ser algo interno. No puede ser la falta de tiempo, el trabajo arduo, la falta de recursos, etc. Tómate el tiempo para identificar ese algo interno que te impide lograr lo que quieres. Escríbelo bajo la siguiente O de obstacle u obstáculo. (Ejemplo: Prefiero estar con mi pareja que ir al gimnasio).

5. Finalmente piensa en un plan que te permita superar el obstáculo que acabas de identificar. Atención: piensa en una acción que sea efectiva para superar el obstáculo. Escríbelo usando la siguiente estructura: Si….., entonces yo…

Utiliza esta estrategia para fortalecer tus habilidades socioemocionales de autocontrol y determinación, y así alcanzarás tus metas más rápido de lo que imaginas.